RAMÓN RIQUELME ACEVEDO
 

 

PORTADA y CONTRAPORTADA de la ANTOLOGÍA
Voz de jaguar, vuelo de cóndor
CHILE/Región del Bío-Bío/Concepción: saludo inicial
MARÍA MAGDALENA BARGETTO
NIVIA BUSTOS BUSTOS
JORGE CID ALARCÓN
HUMBERTO ESTAY BERMÚDEZ
MARCIA FLANDES ALVAREZ
GUILLERMO GANGAS SILVA
ALICIA HERNÁNDEZ EMPARANZA
BEATRIZ MARTÍNEZ ROSSI
TULIO MENDOZA BELIO
RAMÓN RIQUELME ACEVEDO
México/Pachuca/Hidalgo: Saludo inicial
MARTHA MIRANDA GÓMEZ
ZENÓN RAFAEL TÉLLEZ JIMÉNEZ
FERNANDO CERÓN MARTÍNEZ
SANDRA MÓNICA RIVERA SÁNCHEZ
RAFAEL TIBURCIO GARCÍA
JORGE CASTILLO MARTÍNEZ
KAREN GUADALUPE HERNÁNDEZ GALICIA
DANIEL ÁNGELES TREJO
JOSÉ RAMÓN CORONA ARMENTA
CATALINA GUERRERO NÁJERA
ENRIQUE RAMÍREZ GONZÁLEZ
imagen
Hay que descubrir el mundo
antes
que éste nos devore
antes que el viento negro
llegue con su cuchillo negro
a cortar
las cabezas de los irredentos.
Imagen
BREVE NOTA BIO-BIBLIOGRÁFICA:

Ramón Riquelme Acevedo, Premio Municipal de Arte de la Ciudad de Chillán, nació en Concepción en el año 1933, iniciando su voz poética en 1965, año en que se publican sus primeros textos. La formación cultural, política y humana la vivió intensamente en esta vecina ciudad. Sin embargo lo encontramos a mediados de los años 70 en Quinchamalí, para edificar un mundo fracturado por el cambio de régimen político, ese tiempo en que el hombre libre -como Ramón- resultaba ser una amenaza.
Escribir ha sido la lucha permanente de Ramón Riquelme; como periodista nos ilumina con su prodigiosa memoria en datos, fechas y recuerdos asombrosos; como poeta un hombre que crea en pocas líneas un clima intenso, sentencioso, fino y culto. Una búsqueda por definir un mundo que se escapa de las manos a cada instante, una posibilidad que se esfuma y que duele por ello. Unos sueños por ser hombres mejores para un mundo más humano.
(Antonio Ferrada)

PUBLICACIONES
-Pedro, el Ángel: Concepción, Colección El Maitén, 1965.
-Obituario: La Serena, 1971.
-Ofertorio de Cenizas: San José de Costa Rica, 1980.
-Artículos y Poemas: Los Ángeles, Ediciones Camino, 1983.
-Poemas: Antofagasta, Ediciones Guerra 33, 1983.
-Los Castigos: Santiago de Chile, Ediciones El Maitén, 1984.
-Clemátides: Concepción, Cuadernos de Movilización Literaria, Nº8, 1986.
-El Jinete Azul: Concepción, Ediciones Sur, 1988.
-Tango: Chillán, Ediciones Tentativa, 1988.
-Calles Circulares: Concepción, Ediciones Etcétera, 1989.
-Los Días Oscuros: Concepción, Ediciones Etcétera, 1992.
-Tres Poetas: Concepción, Ediciones Etcétera, 1996.
-Seis Poetas: Concepción, Ediciones Etcétera, 1997.
-Instalaciones: Concepción, Ediciones Etcétera, 1997.
-Los Días de la Ceniza: Chillán, Ediciones Tentativa, 1997.


DIARIO DE ALMA MAHLER

A Gloria Dünkler

1. ALMA MAHLER

Desprotegida de ornamentos
y vestuario
llegó esa noche de invierno
al despacho del poeta,
pero cada loco tiene siempre caminos distintos
sobre todo cuando el poseso
quiere rescatar desde hace tiempo
el ojo de La Estrella Mayor.
Entonces no hay atención
para asuntos cotidianos,
asuntos baladíes
o conversaciones de burgueses satisfechos
hablando sobre la poesía de Nicanor Parra
como el acto del bufón;
en medio de la multitud
está la muchacha aquella
que me entrevistó
para una revista cultural que nunca se publicó,
los borrachos y las putas elegantes
suelen siempre tener ocurrencias de divertimento.


2. DEPARTAMENTO

Pieza de estudiante pobre
con poca ropa está la cama
una mesa para comer
cuando se puede.
Libros por todos los sitios.
Hay que descubrir el mundo
antes
que éste nos devore
antes que el viento negro
llegue con su cuchillo negro
a cortar
las cabezas de los irredentos.


3. OJO

El ojo del loco se instala
sobre ese cuerpo desnudo
de aquella muchacha virgen,
especie de dibujo
creado por Paul Klee
sobre una mesa de cubierta de mármol
en el París de 1912.


4. DESPUÉS DE LA DERROTA

Después de la derrota
no había esperanzas
ni cantos jubilares,
el miedo se había instalado
con su piel amarilla
donde los gusanos
habían establecido
por largo tiempo
sus ciudades de horror y silencios.


5. HABERTE ENCONTRADO

En el laberinto de esa ciudad de burgueses
encontré esa tarde
a la infanta María Luisa
como saliendo de un cuadro
de Ernest Munch;
nadie supo nunca de nuestro amor
nacido
en la lectura de la poesía
escrita por Apollinaire.


6. MIRANDO EL MAR

Cuando se mira el mar se recuerdan mucha cosas
de la memoria en su vértigo:
el destino de los peces reventados por el fuego
de cualquier volcán
perdido en algún bosque del sur.
Lasas son lágrimas derramadas
por el primer amor perdido
entre el humo de los trenes
que van al norte
o al sur.
Mi madre lavando sus pies en la caleta “El Membrillo”,
es Enero de 1955
y estoy perdido y ahogado en medio de la multitud
que come sus presas de pollo
y toma
ese vino tinto rancio
donde los pobres
cada Domingo
creen en su propia felicidad.


7. AMARTE

Tener amor hacia mujer joven
es saber
que el hombre aún está vivo
salta a pie desnudo sobre
las piedras
que arden con el fuego
de los árboles quemados
cerca de la playa de Coliumo
donde el poeta Alfonso Alcalde
sigue escribiendo
El panorama ante nosotros.


8. LAS IDEAS DEL PASADO

Las ideas del pasado
eran mejor que las actuales
entonces fuimos pobres de solemnidad
hoy somos miserables sin vuelta
que vivimos en el borde de los barrios populares,
en las pequeñas aldeas
salvadas a medias
de la catástrofe de 1973.
Eso nos pesará siempre
no haber muerto
con las armas en la mano
como lo habíamos prometido
al cantar los himnos
de la guerra civil española.


9. AMOR DE LA INFANTA

Yo no me atrevo a preguntar a la infanta
de sus amores antiguos.
La miro y recuerdo mis tiempos de vagabundo,
cuando por las calles
me iba a la biblioteca universitaria de Concepción
y hundía mi cabeza en los papeles
escritos de Alexander Block,
en los días de la revolución soviética.
Después el aire de incienso y dogma
de “El Padrecito Stalin”
todo lo echó a perder.


10. DESPEDIDA

Hay despedidas que tienen el sentido
de la agonía,
hay palabras
que entonces no se dicen
para no herir a los amigos,
aquellos que en algún momento
estuvieron en las trincheras de Madrid.
Es Octubre de 1938
y las Brigadas Internacionales
hacen la marcha sin retorno;
después ese profesor
que hablaba del teatro del absurdo
aquel verano de 1958
revivió los días de la propia euforia.

(a José Ricardo Morales)


11. ABRAZO

Levemente
toco el cuerpo de la muchacha
y pienso
que pronto seré expulsado del paraíso
y eso me alegra.


12. CHICHA DE MANZANA

El licor rojo
abre las puertas de los sentidos,
debería desnudar tu cuerpo
en medio de la calle
pero
¿quién va a perdonar nuestra falta?
sólo el Ángel de la Guarda
que conoce bien
nuestros juegos y risas.


13. VISITACIÓN

Llegan los peregrinos
a visitar al poeta demente
que ha enloquecido de amor;
debe mantener la compostura,
difícilmente lo logra
sólo en perro de la casa
adivina la historia,
coloca su cabeza
sobre la pierna de la musa
para recibir
atentamente
su pedazo de torta.


14. GOTEMBURGO

Llego esa tarde de invierno de 1924
a dictar una conferencia a la Universidad
sobre la poesía
de Waldo Rojas;
no hay nadie esperándome,
los funcionarios del aeropuerto
miran mis papeles
y dicen con sorna
“Se equivocó de lugar.”


15. LA SEMILLA

Esa noche te hablo
de los papeles
donde está la historia
de los últimos cuarenta años;
es una locura,
debe ser el trago
que me hace estar más lúcido que nunca
o es el amor
que se instala sobre el aire de ese comedor iluminado.
La clase de historia contemporánea
debe terminar pronto,
el auto espera
pero yo estiro la cuerda
porque decido
quedarme esa noche
con esa mujer de inteligencia
que me recuerda
a mi antigua profesora de filosofía
la que no veo desde el invierno de 1956.


16. LOS QUE MURIERON

Los que murieron
luchando
contra los soldados del Emperador
sabemos que no lo hicieron en vano
aunque la melaza del excremento publicitario
pretende ahogarnos todos los día
hay que persistir,
golpear el martillo
sobre la roca
hasta que la chispa
encienda la pradera de la aldea.
A veces la esperanza
también envejece
como los gusanos que cada noche
marchan hacia el mar.


17. CUERPO

Desnuda
está la mujer sobre la cama nupcial,
la fiesta será pronto,
todo será ordenado
a la moral burguesa que nos rige,
de los efectos jubilosos de la reunión
nunca se sabrá nada,
es algo que estará bien guardado
en los archivos de la familia.


18. AMOUR FOU

¿Cómo fue sucediendo todo entre estos dos amigos?
Hombre y mujer
para que nadie piense mal
y largue sobre la mesa del café
su risa burlona.


19. VIAJE DE BODAS

Ese viaje de bodas
que prometía tanto a los novios,
se convirtió en un desastre
al descubrir la joven esposa
en el lecho nupcial
que su consorte
era homosexual.


20. LOS DÍAS DE LA EUFORIA COLECTIVA

Esos días no descansa el cuerpo
ni el espíritu.
Sabíamos que estábamos contra el tiempo,
enseñábamos a los pobladores,
campesinos,
estudiantes,
trabajadores
pobres de la ciudad y el campo
a cómo organizarse,
estudiar,
defenderse con
los linchakos
para escapar del momio
y sus bandas fascistas.
Si no lo hacemos de este modo
el día del enfrentamiento
nos pillará desarmados
y deberemos refugiarnos
en los pequeños pueblos cordilleranos
donde
solamente nos defenderá la vida.


21. LOS DÍAS DEL JÚBILO

Los días del júbilo
no volverán a estar más en nuestra memoria,
por lo menos
hasta que la nueva semilla dé sus frutos.
Entonces aprendí a besar
casi como jugando a las muchachas
que iban en nuestros desfiles
o miré de soslayo
los frutos pequeños de aquella socióloga
que nos hablaba de los libros de Mendel.


22. EUFORIA ERÓTICA

Cuando leí esa carta
comprendí de verdad
que la muchacha se había enamorado;
todo me parece un sueño,
creo que no tenía planes de conquista hacia ella,
mejor dicho
era la entrega de los conocimientos de la vida;
habría sido hipócrita
no decir que me puse contento,
tanto
que cantaba y bailaba solo
por las piezas de la casa.
Imagen